16 de mayo de 2016

Cómo usar el oráculo




Señales de Amor, nueva traducción del clásico I Ching, de Stephen Karcher, (1)

Primer paso: 

encontrar la pregunta


Una de las grandes claves del arte adivinatorio para trabajar con el oráculo es encontrar y formular la pregunta correcta. Tu pregunta enfoca el poder de los símbolos y te ayuda a orientarte en el conjunto de imágenes que el libro te ofrece. Dado que éste I Ching es para amigos y amantes, tu pregunta muy probablemente tendrá que ver con cosas como qué está ocurriendo en tu relación, los sentimientos de tu pareja, el desarrollo probable de una relación, tu propio papel en ella, o adónde esa relación podría o debería encaminarse.
Cualquiera que sea la inquietud que te anima, tómate algún tiempo para pensar en ella. Explora tus sentimientos, experiencias, recuerdos, y deseos que tengan relación con tu pregunta. Pregúntate a ti mismo por qué estás consultando el oráculo. Pregúntate a ti mismo de qué tienes miedo, qué es lo que te causa enojo o pena. Sobre todo, descubre qué es lo que quieres saber y expresa tu pregunta con la mayor precisión y claridad posible.
Pregunta algo que sea importante para ti y, en general, evita preguntas que puedan ser contestadas con un simple si o no. No preguntes "¿Me ama?", sino "¿Qué siente por mí?, ¿Es posible una relación?" Aunque puedes preguntar: "¿Funcionará esta relación?" y obtener una respuesta, una manera más interesante de plantear la pregunta sería: "¿Cómo podría funcionar esta relación de la mejor manera posible?" Esto te dará la posibilidad de recibir consejos que te ayuden mucho más.
Debido a que este es un oráculo para personas involucradas en una relación amorosa, también te parecerá importante definir cuál es tu posición al hacer la pregunta. ¿Estás preguntando como parte involucrada en una relación ya existente, o estás preguntando como alguien que busca una relación? ¿La pregunta te concierne solo a ti, o también a la otra parte de la relación? Las respuestas que obtengas a estas preguntas te guiarán hacia la pregunta que vas a formularle al oráculo. También te ayudarán considerablemente a entender la respuesta, dado que la respuesta del oráculo está directamente relacionada con la pregunta formulada.
Cuando hayas pensado acerca de tu pregunta, sus asociaciones e interconexiones, y hayas definido cuál es tu posición al preguntar, estarás listo para hacer la pregunta real.

Segundo paso: 

formular la pregunta.


Existen varios métodos para formular tu pregunta al I Ching. Cada uno de ellos te permitirá generar las seis líneas de uno de los 64 hexagramas o gua que organizan y distribuyen los textos del oráculo. Las líneas se cuentan de abajo hacia arriba y forman un diagrama de seis líneas, un gua o hexagrama. Hay cuatro tipos de líneas que se pueden usar para dar forma a este diagrama:



Como puedes ver, dos de estas líneas se transforman, o cambian su forma, para convertirse en su opuesto. Al hacerlo cambian la forma del diagrama, creando así un segundo diagrama. A continuación veremos un ejemplo de una posible forma de lectura.


He aquí un ejemplo de una lectura completa:



Generar las líneas


Existen varias formas de generar estas líneas, pero las más conocidas son las monedas y los palillos. Yo prefiero lo que denomino el método de fichas. Es directo, elegante y conserva las relaciones matemáticas de las formas más antiguas de consulta. Todos estos métodos producen las seis líneas que necesitas para crear una figura.

El método de las monedas proviene de la dinastía Tang y se popularizó en la dinastía Sung, pero este método es conocido en todo el mundo. Necesitas tres monedas, cada una con cara y cruz. Las antiguas monedas chinas de bronce con un agujero cuadrado son utilizadas a menudo. A la cara se le asigna el valor tres, y a la cruz el valor dos.
Arroja las tres monedas al mismo tiempo seis veces, sumando cada vez los números que resulten. Luego, anota el tipo de línea que los números representan.



Forma tu figura primaria, anotando las líneas, empezando de abajo hacia arriba. Después, forma la figura relacionada, cambiando las líneas que se transforman. Utiliza la clave de los hexagramas para determinar los números y nombres.
Existen otras versiones de este método pero, en mi opinión, no resultan muy claras, así que pasemos a otro.

El método de los palillos es más antiguo, ceremonioso y complicado, y produce una relación matemática distinta entre yin y yang. Para emplearlo, necesitas 50 palillos de entre 30 y 40 centímetros, tradicionalmente se obtenían del Achillea Millefolium o milenrama. Deberás dividir y contar de este puñado de palillos tres veces para producir una línea. Cada vez que lleves a cabo el proceso, obtendrás un número (6, 7, 8 o 9) y por lo tanto una línea de tu figura.

  • Pon los 50 palillos en una mesa. Coge uno y sepáralo de los demás para usarlo como testigo. Este palillo no será utilizado en el proceso.
  • Divide al azar los palillos restantes en dos montones.
  • Coge un palillo del montón de tu izquierda. Colócalo entre los dedos anular y meñique de tu mano izquierda.
  • Separa varillas del montón de la derecha, de cuatro en cuatro, hasta que solo queden cuatro, tres, dos o una varilla. Coloca estas últimas varillas entre los dedos medio y anular de la mano izquierda.
  • Separa varillas del montón de la izquierda, de cuatro en cuatro, hasta que solo queden cuatro, tres, dos o una varilla. Colocar estas últimas entre los dedos índice y medio de la mano izquierda.
  • Coge todas las varillas que hayas puesto entre tus dedos y ponlas aparte. No serán utilizadas más por esta vez.
  • Haz un manojo con las varillas que queden en la mesa y repite el procedimiento completo. De nuevo, pon aparte las varillas que queden entre tus dedos.
  • Repite el proceso por tercera vez. En esta ocasión cuenta el número de grupos de cuatro varillas que queden sobre la mesa. Serán seis, siete, ocho o nueve. Este número te indica la línea de debajo de la figura.
  • Repite el proceso entero cinco veces más para obtener la figura completa. Anota las líneas y haz las transformaciones en caso de que las haya. Usa la clave de la página 438-439 para encontrar los números y los nombres.
Puedes utilizar el método de los tallos aquí:
http://www.russellcottrell.com/VirtualYarrowStalks/VirtualYarrowStalks.htm

El método de las fichas, que es el que más recomiendo, combina la facilidad del de las monedas, las ventajas matemáticas del de los palillos y una asombrosa sencillez, pues no tienes que usar las diferentes combinaciones de cuatro números. Para utilizar este método, necesitas un recipiente no muy grande y dieciséis canicas, o fichas de idéntica forma, de cuatro colores diferentes: una de un color; tres de un segundo color; cinco de un tercer color; y siete de un cuarto color. La ficha del primer color indica el yin que se transforma; las tres del segundo, indican el yang que se transforma; las cinco del tercero indican el yang estable; las siete del cuarto color indican el yin estable. Pon las canicas en el recipiente y saca una. Será tu primera línea; dibújala, devuelve la ficha al recipiente y saca otra: la segunda línea. Repite la operación hasta que hayas completado el símbolo, luego, efectúa las transformaciones. A continuación mira en la clave de los símbolos (páginas 438-439).
Al utilizar el I Ching puedes modificar o ampliar este método básico. Una forma interesante es buscar una respuesta por separado para cada miembro de la pareja, y luego producir una tercera figura juntos, sacando las fichas del recipiente alternativamente. Así, puedes ver lo que cada persona quiere, espera o necesita de la relación y lo que la relación misma, la tercera que es producto de los dos, puede querer o sentir. También puedes conseguir tú solo esta respuesta conjunta, simplemente alternando la extracción de las fichas que generan las líneas.

Los trigramas y sus símbolos

El sistema adivinatorio de SEÑALES DE AMOR se materializa en los 64 diagramas o hexagramas, cada uno de los cuales lleva una serie de textos asociados. A causa de las líneas que se transforman, cada uno de estos hexagramas puede transformarse en cualquiera de los demás. En una lectura o respuesta, como hemos visto, se involucran generalmente dos hexagramas. El primero, la figura primaria, habla de la situación básica y de cómo afrontarla. El segundo, la figura relacionada, muestra cómo estás tú (o vosotros) relacionado (s) con la situación. Puede indicar l desarrollo futuro, una actitud del pasado que te ha llevado hasta ese punto, una advertencia, un objetivo y un deseo profundo –cualquier cosa que te relacione con la respuesta básica.
Cada hexagrama o diagrama de seis líneas está constituido por dos figuras de tres líneas o trigramas, signos de los ocho espíritus favorables que vimos al principio. Los trigramas fueron concebidos como figuras mágicas que evocaban a esos espíritus y conectaban al autor de la pregunta con los procesos básicos del mundo que nos rodea. En la clase de adivinación que estamos haciendo, el trigrama revela la relación entre el mundo interior y el exterior, y descubre la posibilidad oculta en el corazón del símbolo. Como el trigrama inferior representa el mundo interior, y el trigrama superior representa el mundo exterior, obtenemos una representación dinámica de la interacción entre lo que sentimos y lo que experimentamos en el mundo exterior.
Por ejemplo, en el hexagrama 40 Liberación, encontramos: “El trueno y la lluvia se despiertan. Tu mundo interior se disuelve y libera una nueva y estimulante energía en la actividad exterior”.


Tradicionalmente, las cuatro líneas centrales de un hexagrama son concebidas como la representación de dos trigramas superpuestos. Si los separamos y los utilizamos para crear otro hexagrama, obtendremos lo que se conoce como el “símbolo nuclear” o la “posibilidad oculta”. Éste nos indica una posibilidad oculta u objetivo en el centro de la situación.


Por ejemplo, la posibilidad oculta del símbolo 40 “Liberación” es el símbolo 63 “Pasando el vado”. Esto sugiere que la entrega descrita en Liberación es un proceso estable que ya está en marcha.


Ambos aspectos, la relación “interior-exterior” y la “posibilidad oculta”, están descritos en los textos de cada uno de los símbolos del amor en la sección llamada símbolo, reflexión y práctica.

Tercer paso: 

interpretar la respuesta


Ahora ya estás preparado o preparada para interpretar la respuesta a tu pregunta en el I Ching. Una vez que has establecido las líneas y los diagramas, utiliza la clave de los símbolos (paginas 438-439) para encontrar los números y los nombres que representan.

Puedes consultar la clave o tabla aquí:
http://iching-tegularius.blogspot.com.ar/2013/03/tabla-de-hexagramas.html

Luego, vuelve a esos símbolos en el libro. Todo este material proviene de la traducción más clara y autorizada disponible en la actualidad. Una traducción hecha directamente del chino. Tienes ante ti las palabras y frases del oráculo en una versión muy literal, apoyadas por comentarios tanto tradicionales como modernos.
Si observamos un símbolo típico, podemos advertir cómo funciona. Imagina que preguntas acerca de una nueva relación y recibes como respuesta el símbolo 31 Atracción mutua HSIEN. Cuando leas el símbolo, encontrarás primero el nombre y unas cuantas palabras clave que te mostrarán la esencia de cómo actúa.


31 Atracción mutua HSIEN

Excitar, estimular, influenciar; fuerte atracción;
Reúne lo que debe estar junto.



Este símbolo describe tu relación en términos de excitación, estimulación y atracción mutua que hace que la gente se una, juntando lo que previamente había estado separado. 
Luego encontrarás un encabezamiento que dice El escenario. Éste conecta la acción en cuestión con una acción previa en términos de causa y efecto, y te exhorta a aceptar esta evolución sin temor para poder utilizar la energía mostrada en el símbolo de que se trate. Incluye una frase como comentario que ofrece algunos sinónimos para ayudarte a comprender la cualidad esencial del nuevo símbolo. 


EL ESCENARIO 

De las relaciones entre cielo y tierra provienen los innumerables seres. De las relaciones entre los innumerables seres proceden el hombre y la mujer, la esposa y el esposo, el hijo y el padre, el sirviente y el amo, arriba y abajo. Acéptalo. No tengas miedo. Es un nuevo principio. Atracción mutua significa alentar las cosas. 

Luego encontrarás el campo semántico que rodea al nombre del símbolo en un apartado que denominaremos Abriendo el campo. Éste te proporciona el contexto en el que todo se desarrolla. El uso de cualquiera de estos significados te ayudará a entender tu problema. 

ABRIENDO EL CAMPO 
-Atracción mutua, Hsien: Excitar, estimular, influenciar, movilizar; fuerte atracción, conexión; reunir lo que debe estar junto; establecer contacto; mover, poner en funcionamiento; todo, totalmente, de manera universal; unidad, conjunción (como la de los planetas; literalmente: un trozo de cerámica roto, cuyas dos mitades son utilizadas para identificar parejas. 

Después de Abriendo el campo viene La respuesta, una de las partes más antigua del texto oracular, junto con un comentario que te ayudará a entenderla. Este apartado te proporciona un consejo básico. Se trata de la respuesta adivinatoria directa a tu pregunta, y te dice que acciones serán beneficiosas en la situación en cuestión. 

LA RESPUESTA 

Atracción mutua traerá el éxito 

y un pronóstico favorable. 

Abrazar a la mujer abre el camino. 

Atracción mutua describe la relación, o tu papel en ella, en términos de fuerte atracción, una influencia real que te empuja a la acción. La manera de encarar esta situación es buscar el mejor modo de volver a unir lo que está separado. Se trata de la energía que une las cosas, una atracción repentina, una oleada de energía que puede producir profundas conexiones y relaciones duraderas. Mantente abierto a esta energía y foméntala. Tiende la mano. Déjate impulsar. No tengas miedo a abrirte a ella. Permite que los sentimientos se apoderen de ti. Abraza el poder de la mujer y del yin. Se trata de un poder que genera conocimiento y buena fortuna pues libera energía transformadora. Esta atracción puede abrirte un camino para organizar tu corazón y cualquier cosa que estés haciendo. 

En algunos símbolos encontrarás una nota después de este apartado en la que se te indica que se trata de un período importante, un tiempo en el que las cosas pueden cambiar rápidamente. Esto quiere decir que si quieres cambiar en tus relaciones, es el momento de ejercitar tu energía. 


Este es un período importante en que los cambios pueden ocurrir de una manera rápida y fundamental. Si quieres cambiar tu relación actúa ahora. 

La sección llamada Símbolo, reflexión y práctica está basada en el análisis de los trigramas y en un comentario denominado “gran símbolo” que sugiere una acción que representa la respuesta de un Ser superior ante la situación. Un Ser superior es alguien que contempla sus relaciones como un medio para vivir de acuerdo con el camino. Este apartado describe la interacción entre el mundo interior y el mundo exterior interpretando las cualidades de los dos trigramas que aparecen y conectando esa interpretación con la figura nuclear implícita en el centro de cada símbolo para sugerir una posibilidad oculta que tienes la posibilidad de sacar a la luz. 

Esta sección introduce una reflexión y una práctica de meditación que puede conectarte con el significado interior del símbolo. Las prácticas están diseñadas para ayudarte a que te relaciones con tu experiencia del amor y las relaciones. Te abre un camino para influir en la situación directamente a través de tu propio trabajo interior y otras actividades. 

SÍMBOLO, REFLEXIÓN Y PRÁCTICA 

Brumas sobre la montaña. Atracción mutua. La calma interior favorece el estímulo y la alegría. Si te dejas llevar puedes descubrir la posibilidad oculta. 

-Reflexión: El beneficio pleno de hombres y mujeres juntos en cualquier tipo de asociación es asequible en este momento. Es un tiempo para la mutua receptividad. Fuerza gozosa y amable. Mira a la mujer en tu relación y en ti mismo como guía para lo importante y para decidir como actuar. Si buscas una relación, toma el camino femenino. En lugar de andar al aceche, rastreando e intentando cazar, párate y ponte a disposición de lo que está sucediendo. Hay fuerzas poderosas que están favoreciendo que las personas se unan. Actúa de acuerdo con este camino y cambiará el aspecto de las cosas en tu vida. 

-Práctica: Para ayudarte a que visualices lo que has de hacer, imagina que tu pareja y tú sois dos mujeres, tanto si lo sois en realidad como si no. En esa relación imaginaria, observa la manera en que "ambas" viven su vida juntas en el camino. Pregúntate qué consejos tienen las dos para ti y ábrete completamente a las respuestas. 

La sección final Las líneas que se transforman, tiene un carácter y un propósito diferentes. Como la respuesta, es de las partes más antiguas del texto. Las líneas que se transforman son descritas en el texto como un nueve (yang que se transforma) o un seis (yin que se transforma). Te muestran con precisión dónde está ocurriendo el cambio y cuál es la naturaleza del mismo. Estas líneas muy a menudo proporcionan respuestas muy específicas a tus preguntas. Cada una aparece con un comentario que la relaciona con lo que a ti te concierne. Este comentario va seguido por una breve afirmación, llamada Dirección, que muestra adónde conduce una línea en particular. Lee solo las líneas que se transforman en el símbolo o figura primaria que apareció en tu respuesta. Si no hay líneas que se transforman, simplemente ignora esta parte. 

Vamos a imaginar que en la respuesta a tu pregunta la cuarta línea se transforma. Leerías lo siguiente: 

NUEVE EN EL CUARTO LUGAR 

Pronóstico: el camino está abierto. 
La causa de la tristeza desaparece. 
Vacilas entre esto y aquello, las cosas van y vienen. 
Tu pareja, sencillamente, seguirá tus pensamientos. 

Expresa tu afecto. Disfrutas de una influencia muy favorable. La tristeza, provocada por cosas pasadas, simplemente desaparecerá. El camino está abierto. Tus pensamientos van de un sitio para otro, tratando de entender este nuevo sentimiento. No tengas miedo. Tu pareja estará contigo. 

Dirección: Imagina la situación desde otra perspectiva. Acumula energía para un paso nuevo y decisivo. 

Ahora ya estás preparado para mirar el Símbolo relacionado, que te mostrará de qué manera estás relacionado con la situación primaria. Lo obtendrás cambiando las líneas transformadas de tu símbolo primario por sus opuestas. El símbolo relacionado a menudo muestra una posibilidad para el futuro. Pero también puede señalar una cualidad esencial que necesitas, un objetivo, un temor o tu propia perspectiva del problema en que te encuentras. Aquí debes mirar solo la primera parte del texto. Si la cuarta línea del 31 Atracción mutua se transforma, obtendrás el símbolo relacionado 39 Dificultades. Así que tendrás que buscar este símbolo y leer solo los primeros apartados hasta el final de la respuesta.


39 Dificultades CHIEN

Obstáculos, aflicciones, sentimientos bloqueados;
superar las dificultades imaginando la situación
desde otra perspectiva.

EL ESCENARIO
Alejarse implica necesariamente apuros. Así que llega el tiempo de las Dificultades. Acéptalo. No tengas miedo. Dificultades quiere decir problemas.

ABRIENDO EL CAMPO
-Dificultades, Chien: Obstáculos, aflicciones, bloqueos; sentimientos bloqueados; superar las dificultades imaginando la situación desde otra perspectiva; flácido, incapacitado; débil, encorvado, infortunado. El ideograma muestra miedo y sugiere una actitud equivocada.

LA RESPUESTA

Dificultades. El sudoeste se muestra ventajoso.
El nordeste no traerá ninguna ventaja.
Será muy favorable encontrar al gran hombre.
Pronóstico: el camino está abierto.

Dificultades describe la relación, o tu papel en ella, en términos de obstáculos y sentimientos de aflicción. La manera de encarar la situación es mirar más allá de las dificultades de una forma nueva, y acumular energía para un paso nuevo y decisivo. Estás en medio de lo que aparenta ser una serie interminable de obstáculos. Nada va bien. No encuentras la fuerza necesaria para enfrentarte a ello. Bueno, no lo hagas. Deja de intentar ser un héroe. Retírate, da marcha atrás, ábrete a otras personas. No continúes luchando solo. Habla con alguien que te pueda ayudar a meditar sobre la situación. Eso genera conocimiento y buena fortuna al liberar energía transformadora. Es la manera en que piensas sobre las cosas lo que las vuelve tan difíciles. Hay peligro a tu alrededor. Si eres capaz de verlo y de detener su avance, entenderás lo que está sucediendo. Corrige el modo en que usas el poder y cambia tus dependencias. Imagina la situación desde otra perspectiva. De esa forma vincularás tu relación con algo grande.

De lo anterior, podemos deducir que la persona que hizo la pregunta encontrará pronto dificultades en su relación lo que exige una nueva manera de ver las cosas. También podríamos vincular esto con la indecisión descrita en la línea que se transforma del símbolo primario y concluir que, en realidad, esta actitud hacia la situación estaba creando las dificultades. Con la completa entrega a la atracción que estaba sintiendo, la situación podría clarificarse muy pronto.


(1) Señales de Amor, nueva traducción del clásico I Ching - Stephen Karcher, Ed. Océano, 1ra. edición, Barcelona 2001 - ISBN 84-7556-218-3



No hay comentarios:

Publicar un comentario